27 septiembre 2007

Mi lada me domina - Pedriza

Bueno, ya tocaba...
Hace unos días había encadenado Juanjo, y como era de esperar era hora de que Palan termianse de cerrar un capítulo abierto hace tiempo.

Tampoco quedaban muchos días, porque debido a la orientación de la fisura, no iba a ser posible hacerla durante el invierno. Frío y humedad la iban a dejar casi imposible de escalar.
Había que aprovechar éstos primeros días frescos del otoño.
Como preámbulo de la temporada pedricera que se avecina, Mi lada, ha caído.

Como siempre, nos juntamos después de comer, Juanjo, Palan y yo, subimos hasta allí. Calorcito y buena sudada durante el cuestarral, pero luego, una vez arriba, la brisita fresca casi nos deja tiesos!!

Un día increíble de otoño, despejado, con la atmósfera cristalina y una luz de atardecer muy cálida. Un buen aderezo, de no ser porque la vía está a la sombra y las tomas son a contraluz...

Un primer pegue para calentar y terminar de aclarar algún movimiento, después ya casi ocultándose el sol, y haciendo honor al mítico pegue de última hora, Palan se merienda esa fisura desplomadísima y algo expuesta debido a la complejidad de emplazar los cacharros.


Grado??

Eso es tema de los encadenadores...
Enhorabuena!!!




20 septiembre 2007

Joder que fuerte...

Esto es buenísismo, pero...
Que caña!!




...

13 septiembre 2007

Euforia - RACE 3ª Prueba

Este año, parece que la temporada se partía en dos. Por una lado la primera mitad con las dos carreras antes del verano, y la segunda mitad ahora, con las dos últimas carreras.

Tenía muchísimas ganas de que llegase la hora de la carrera por muchísmas razones. En primer lugar, porque después de que se parase la moto antes de terminar la 1ª vuelta de la carrera anterior, necesitaba saber si sería capaz de aguantar el ritmo.

En segundo, porque tenía ganas de comprobar las buenísimas sensaciones que saqué después de rodar en el mes Julio en Albacete y después de haber tenido tiempo útil para sacar conclusiones tanto de trazadas, frenadas, tacto de los neumáticos, formas de abrir gas, y sobre todo ritmo y capacidad de acople.

Tercero porque andaba preocupado por el tema eléctrico que hizo que se parase la moto, y que no tenía ni idea de dónde podía venir. Para Albacete condené el sensor de la pata de cabra, que se perfilaba como el más claro de los motivos. Pero aún así, se paró un par de veces, eso sí volviendo a arrancar inmediatamente. Así que para esta carrera estaba mosca, aún así me aseguré y dejé la instalación eléctrica muy bien atadita para que no sufriese ni vibraciones, ni se desplazase por la velocidad o el viento.

Con estas, me planté el viernes en el circuito para pasar las verificaciones, que tan me habían traído de cabeza con anterioridad, y ésta vez no hubo problema. Podía dormir tranquilo, ya estaba todo en orden.

Por temas de curro Alberto, no podría venir a la carrera. Alfonso, se fracturó unos huesos de la mano en verano,y tampoco podría correr...

Me quedaba solo ante el peligro...
Me aterraba la idea.

Lo cierto es que uno de los motivos, quizás el más fuerte, por el que me animé a correr es porque no lo hacía solo. Así que mi motivación para esta carrera era incierta, me faltaba respaldo. Y eso minaba mi autoconfianza y hacía mi planteamiento distinto, no tenía referencias.

Llego temprano como siempre, me gusta tener tiempo para echar un vistazo a los boxes, a la gente, y sobre todo a la pista. Me subo a lo más alto de la grada del siete y visualizo toda la parte de abajo del circuito. Me gusta, me diverte y sé que se puede hacer mucho mejor y mucho más deprisa.

Al rato llega Francesc, y me pregunta que, qué tal ando. Le comento que nervioso, pero con ganas.

También andan por allí los chicos con los que comparto box, son muy majetes, pero a primera hora todo el mundo está muy pendiente de sus cosas. Todos estamos a lo nuestro.

Con todo bajo control y sin nadie con quien comentar la jugada, me dedico a ver los entrenamientos de los pares. Ya rugen las motos y como siempre, cada vez que los veo pasar por el muro, se me encoje el estómago. Pienso menudos locos, que locura!!

Pero sé que en rato voy a estar yo ahí. Me parece increíble verles como locos, para después ser capaz de vivir yo eso desde dentro y no inmutarme, no sentir miedo, ni la sensación de irresponsabilidad que ahora me inunda.

Curioso.

Con tiempo, me pongo el mono, arranco la moto para que vaya calentando y empiezo a dudar. Hoy hay algo que no me convence, no sé que es, pero ando un poco dubitativo. Como si no tuviese claro que hacía ahí.

Me subo a la moto, me retiran el caballete, y salgo.
Las ruedas están como piedras, joder...
Despacito las dos primeras vueltas y poco a poco empiezo a sentir que ya van.

Ando muy despistado y no siento que entre por la trazada ni de coña, freno mal, acelero fatal, no sé ni colocarme en la moto, me resbalo, tiro de freno de atrás un par de veces...

Estoy acojonado...

Tengo la malísima sensación de llevar la moto única y exclusivamente de manillar, lo que me hace sentir que fuerzo la dirección y que llevo la moto forzada, como a contracurva. El cuerpo no acompaña, solo voy de brazos.

Subiendo Pegaso, noto una inseguridad brutal, ya que voy remando de brazos y la dirección no sólo se mueve, sino que la obligo, y a parte de levantar la rueda, la llevo girada.

No me gusta nada, cagadito que voy...

En este estado decido agotar la tanda, con el fin de rodar lo máximo posible, pero sé que voy como el culo.
Al terminar me pregunta Francesc cómo me ha ido, y le digo que como un perro. Que he ido fatal, y él me dice que me ha visto, y que he ido cagado.
Tiene toda la razón del mundo.

Interiormente, me digo a mí mismo, pero qué malo eres, seguro que no has bajado de los dos minutos. Lo cierto es que no daba un duro por mis tiempos, pero tremenda sorpresa me llevé!!!

Pilotando como un perro, había bajado dos segundos mis tiempos de la carrera anterior, había rodado en 56.
Como??

No podía ser, qué curioso.

Lo comenté con Francesc, y él me dijo que haber rodado en Albacete me había resultado muy beneficioso. Que es muy, muy bueno variar de circuito ya que eso te hace crecer técnicamente. Y razón no le falta.

Poco a poco voy aprendiendo cosas y dándome cuenta de otras. Es un trabajo de interiorización, de preguntas y respuestas, siempre buscando llegar un poco más allá. Imagino que como en todos los deportes, ya que con la escalada pasa algo similar.

Con tiempo ya, hablé con Santi, un pavo muy majete que pilota muy bien y con el que comparto box, sobre el tema de ir de brazos. Me dijo que eso es un error y que puede ser peligroso. Puede ser peligroso, porque fuerzas la dirección y no dejas que la moto entre ni corra. Cargas peso donde no debes y puedes llegar a perder la rueda delantera.

Me explicó que no es fácil, que nos pasa a todos, y que cuando él va así, juega a relajar los brazos y "mover los codos" de tal forma que vea que no va apretando.

Con esa premisa salí a los segundos entrenamientos, por ahí ya habían venido Guillermo e Inma.

Salí más confiado, había montado goma trasera nueva, ya que la otra andaba un poco zurrada. Despacito fuí calentando y encontrando el sitio. No había nadie con un ritmo similar al mío para engancharme, putada...

Dí unas cuantas vueltas buenas, y cuando todo el mundo empezaba a lijarme salvajemente, decidí que ya había hecho lo que tenía que hacer y me salí.

Volví a rodar en 56, pero esta vez sin miedo y con conocimiento de causa. Todo estaba bien y yo estaba bien. Mi cabeza sabía que estaba ahí, y mi cuerpo acompañaba. Llevaba la moto con el cuerpo, no con manitas de cerdo.

Según me bajé de la moto, fuí a hablar con Santi y le dije que sus consejos me habían venido de cine, estaba muy confiado.

Después ya empezó a venir la gente, y al final nos juntamos unos cuantos, Javi, Lolita, Bego, Iñigo, Carlos, Alvarito, Javi, Juan...

Al final volvía a salir en la carrera mixta, cosa que me imaginaba, y que también me tranquilizaba. Sabía que rodaría con gente de mi nivel y que tendría posibilidades de mejorar, al poder "engancharme" a alguien más rápido que yo.

Un ratito antes corrieron los chicos de la Challenge y estuvo la carrera muy divertida y bonita. La vimos desde la grada del 7. Después al terminar, fui a felicitar a Jorge, porque había hecho una muy buena carrera y había conseguido salir indemne de los ataques marrulleros que le hicieron constantemente.

Después me dijo que si quería que me dejaba sus calentadores para mi carrera, que ya no lo iba a usar. Flipé, que pavo más majo. Así que se los enfundé a la moto, porque sabía que no tenía mucho tiempo. Deben estar puestos, unos 40 minutos antes de la carrera, y yo tenía media hora escasa, pero había que intentarlo!!!

Salir con ruedas calientes iba a ser una experiencia nueva, y sabía que tenía que aprovecharla.

Me puse mono, guantes y casco, y ya en la moto me encaminé a la vuelta de reconocimiento. Ahí ya pude constatar que las ruedas iban de puta madre, así que salí fuerte para que terminasen de pillar temperatura.
Formación.
Estaba el 7º de 10.
Bueno, no era el último...
Bego me sostiene la paraguas en la salida, cosa que no sabe cuánto le agradezco, porque en esos instantes, es una ayuda impagable.

Salida de la vuelta de calentamiento, entreno la salida y todo ok.

En parrilla ya, una vez más trato de relajarme. Respiro profundo, pero esta vez me resulta más difícil. Ando muuuucho más nervioso que las otras veces.

Sé que tengo que hacerlo bien y quiero hacerlo bien, lo necesito. Debo sacarme la espinita de la pasada carrera.

Semáforo rojo...
Empiezo a acelerar...
Se apaga...
Empiezo a soltar el embrague, acelero fuerte, y salgo disparado!!!!
Los dos tíos de la fila de alante se quedan absolutamente clavados y...

Por una milimillonésima de segundo me hacen dudar, no tengo sitio, sólo quepo entre medias. Como uno salga y haga un mal movimiento, me lo llevo por delante, pero ya no puedo parar. Así que los arraso.

Salgo y me coloco tercero!!!!
Empiezo a flipar...
Al final de recta, me coloco a la izquierda para pillar buena trazada, pero idiota de mí, se me cuelan dos. Joder, has dejado la puerta abierta coño!!!
Eso no se hace, joder!!!
5º ya, salgo detrás de ellos.
Van fuerte, pero parece que los voy aguantando.
En la parte de arriba, veo que se me empiezan a ir, y que no voy a ser capaz de seguir su ritmo, así que resignado, sigo yo con el mío.

En la segunda vuelta, a la entrada de la Hípica, se me cuela otro tío.
6º ya.
Nooo joder, no eres tan malo.
Decido seguirle y veo este no se me escapa, jejejejeje.

Me tiré 3 o cuatro vueltas detrás de él rodando a un ritmo infernal y superconcentrado. Es increíble el nivel de estres, concentración, adrenalina y yo que se qué, que se descarga y se sufre en esa situación.

El muy capullo no rodaba especialmente rápido, pero se hacía la entrada a la Hípica que te cagas, justo donde yo pinchaba.

Todo lo que recuperaba durante el resto del circuito, él me lo quitaba en la dichosa Hípica.

Así que en la 5ª vuelta intenté acercarme a él para ver si lo pasaba en el "Siete". Pero llegué un tanto justo.

Viendo que no, me coloqué subí la moto un poco más al exterior de la curva, para luego cerrarla y poder acelerar antes, y así intentar pasarle antes de la Rampa Pegaso. Pero no dió tiempo.

Nos emparejamos, pero él llevaba el sitio bueno, así que corté un poco, y a por él en otro sitio.

Traté de pegarme lo más posible, en Hípica me sacó un poco, como siempre. Pero ya en la bajada Bugati, en la salida y en la siguiente curva, lo tenía a tiro.

Me puse muy pegado con el fin de salir a recta de meta y rebasarle allí.

Nos pusimos en paralelo y retrasamos los dos la frenada más de lo "habitiual". Al ver que no me molaba pasarle justo en la apurada de fin de recta, porque me podía pasar y colarme, decidí soltar un poquito antes, pero colocarme de tal forma que ganase paso por curva y capacidad de aceleración justo a la salida.
Le cazé.
;-)

Entre la curva 1 y la dos, le metí la moto y yo llevaba el sitio. Así que a partir de ahí a tirar y a cubrir huecos. Me hice una vuelta de escándalo, en la que después ví que había rodado en 54, otros dos segunditos menos....

Estaba ya muy agotando, tanto física, como mentalmente. Me lo estaba pasando en grande, pero iba ya justito. Me quedaba una vuelta y sabía que éste venía justo detrás. No le podía ver, pero sabía que estaba ahí.

La frase de "sentir el aliento en el cogote", no sabéis lo que significa...

La última vuelta era una guerra de resistencia. Yo cansadete y con la calculadora en la mano, o mejor en la cabeza. Sabía que no iba a poder rodar tan rápido como la anterior vuelta, porque lo había dado todo. Pero también sabía que si bajaba el ritmo, me iban a pasar.

Fuí hasta el fondo y apuré el final de meta. El Siete lo hice un poco colado y le ví por el rabillo del ojo. Estaba, efectivamente, ahí.
Pegaso a fondo, y en la entrada a la Hípica va y me adelanta!!!!
Nooooo!!!
Joder con el trabajo que me había costadoooo!!!!!!!

También veo que viene otro tío detrás, y que casi me mete la moto. Pero va muy por el interior, y yo llevo las de ganar. Tengo más rápida salida de la curva.

Pienso, que quizás tenga una oportunidad de pasarle justo entrando en meta, por rebufo. Así que me tiro como un poseso Bugati para abajo, apuro mazo la frenada, y gano algún metrillo.

Salimos en aceleración, y parece que se me escapa, pero en la siguiente curva, entro fuerte, tiro la moto, y me pego muchísimo.
Le tengo...
Abro fuerte, y...

Joder, antes de tiempo!!!!!!!!!!!
Salgo hacia el exterior de la curva y me subo un poco al piano, enderezo la moto y me doy cuenta que ya no llego, subo una marcha y entro 6º al final, muy cerquita del otro.
Le hubiese podido pasar...

Bueno en cualquier caso carrerón!!!!!!!!

Vuelta de Honor, increíble como siempre, y después llegada al Parque Cerrado.

Tremendo eufórico que me entró que os abracé a todos!!
Y si llega a haber alguien más tb lo hubiese abrazado.

Fue increíble, tan divertido y tan intenso, que exploté como las burbujas de una botella de Champán.

Las tres primeras fotos son de la Rodada de Albacete en Julio.













video









video



10 septiembre 2007

Entrenamiento para Mongolitos - Superfisura x17

Llamada de Palan: Voy a ir a la Superfisura con Rober, te animas?

Contestación: ok, pero no puedo trepar, así que os coso a fotos...

Y, dicho y hecho.

Entre risas y buen rollito, se me ocurrió decirles que si la repetían, que no me molaba las tomas que había sacado. Palan dijo que sí, que no me preocupase que la harían 17 veces si quería.

Y al final fue así!!!

17 repeticiones de la Superfisura, en todos los estilos: tradicional, tope-rope, en babaresa, descalzo, con una mochila en la cabeza...

Y bueno, al final hasta en solo integral hasta tres veces, porque era más cómodo que con la cuerda...




Para contrastar informaciones y degustar del vídeo del solo integral:

http://pitufocosmico.blogspot.com/2007/09/superfisura.html

09 septiembre 2007

Cepi en M.A.P.I.E

Paso a describir el manifiesto M.A.P.I.E

"1.- Los miembros de M.A.P.I.E. declaramos que el principal objetivo de este movimiento es y será siempre ¡divertirnos! haciendo movidas a nuestros colegas.

2.- Nos reuniremos, siempre por sorpresa, en un lugar previamente comunicado por mail o sms con la sana intención de liarla.

3.- M.A.P.I.E., como grupo de amigos, declara su intención de coger a otros colegas sin previo aviso y unirlos al grupo mediante una bienvenida acordada.

4.- La manera de dar la bienvenida a los nuevos miembros es y será siempre inalterable y propia de nuestro movimiento: invitar a una Estrella.

5.- El hecho de ser muchos y más cada día no implica en ningún caso ser todos iguales, ya que cada uno deberá pensar, vestir y tener sus propios rollos.
Nos une la ¡diversión!

6.- Cucurrucucú... paloma, será el himno y grito de guerra que acompañe siempre a las movidas que organicen los miembros de M.A.P.I.E.

7.- M.A.P.I.E. y todos sus miembros declaran la buena música como parte fundamental de la vida, sin la que no nos moveríamos ni saltaríamos.

8.- Siendo la finalidad declarada de nuestro movimiento “invitar a una Estrella”
no hace falta ser muy listo para imaginar cual es nuestra cerveza ¡Estrella Galicia!

9.- Aunque ya recogido en el primer punto, pero dada su importancia, insistimos en que la diversión será siempre el objetivo de M.A.P.I.E., para lo cual lo recordamos y reafirmamos en este punto nueve.

10.- M.A.P.I.E. declara finalmente que: si todo lo anteriormente expuesto te mola o te divierte, seas como seas vente con nosotros y únete al Movimiento de Amigos para Invitar a una Estrella. "


Fuente: http://www.mapie.es/home.php

Y a continuación el vídeo de Cepi y la gente de Sada!!


05 septiembre 2007

Portugal Road Trip - Ago 07

Joooder, quién coño manda poner ese bache ahí...
O mejor dicho, quién coño me manda a mí dejarme los huevos mal colocados!!!
Sieeempre me pasa lo mismo.
Dolor...


Bueno, pues ya estamos otra vez en ruta. Tenía ganas. Estos últimos años me había quedado con ganas de viajes moteros a través de toda Europa, destinos como Croacia, Alpes, Praga, o Galicia se habían quedado en el baúl de los posibles. Pero claro, con motos demasiado radicales era una misión imposible. Ni la capacidad de carga, ni mi físico lo hubiese aguantado.
Pero este año, la cosa cambiaba...
Jejejeje, con el paso a la competición, he podido hacerme con una moto cómoda con la que viajar y disfrutar.

ETAPA 1 - Madrid - Malpartida de Cáceres - 350km.


Alo y Carlos salen de Madrid, a mí me recogen en casa, y seguimos destino Cáceres. Hoy salimos tarde porque ellos tenían lío por la mañana, así que el plan es tirar lo más lejos, con el fin de quedarnos lo más cerca posible de Portugal.
Vamos por Avila, para evitar autopistas, así que la carretera es conocida. Salimos despacito y con calma, no hay prisas. Poco a poco pasan los kilómetros y tras pasar por Barco de Avila, empieza lo bueno. LLegamos al puerto de Tornavacas y abajo, el Valle del Jerte. Carreterita estrecha, pero recién asflatada. Ritmo suave, y disfrutón con la tarde...
Un poco coñazo circumbalar Plasencia, y encima un calor infernal. La tirada hasta Cáceres vuelve a ser pesada...
Autopista.
LLegamos ya casi de noche y decimos dormir en el primer pueblo pasado Cáceres.


ETAPA 2 - Malpartida de Cáceres - Coimbra - 350km.


A la mañana siguiente desayunito rico y risas comentando la jugada del dueño del hotel que ponía a parir a la contrata que tenía para el restaurante. El muy capullo nos mandaba a cenar a cualquier otro sitio menos a su hotel. Mu fuerte.
Tiramos hasta Valencia de Alcántara último pueblo antes de la Frontera. A partir de ahí la carretera se torna chulísima, y parece que entras en otro país!!
Jajajaja.
Vienes de las dehesas extremeñas y entras como en un vergel verde, arbolado y lleno de viñedos, coronado por un impresionante pueblo. Castelo da Vide.
Seguimos ruta por una carreterita secundaria que va paralela a la IP6 hasta el Castelo de Almourol, del que dicen es el castillo más romántico de Portugal...
Bueno, más bien es un castillito curioso, enclavado en una isla en mitad del Tejo.
Siguiente parada Fátima. Poco que contar, gran santuario, pero sin ningún atractivo más que el puramente religioso.
Después dirección a Tomar, bellísimo pueblecito coronado por un castillo y una iglesia de la orden del Temple.
Ya empiezan a pesar los kilómetros y la última tirada hasta Coimbra se hace pesada. Mucho pueblo y no se puede ir deprisa, siempre con tráfico y travesías lentas.
Una vez en Coimbra, damos con nos nuestros huesos en un hospedaje de lo más curioso. Un antiquísimo Hotel, en estado casi original. Evidentemente sin reformar, así que era casi patrimonio cultural, jejejeje.
Cena en el restaurante Don Pedro, y...
Uff, que rico todo, no falla. Despúes paseíto nocturno por las callejuelas empinadas camino de la Universidad y retiro.


ETAPA 3 - Coimbra - Aveiro - 320km


A la mañana siguiente, con calma desayunito en la terracita de un cafetería. Y no sé, debía ser alguna fiesta o algo, pero el caso es que unas chicas encantadoras nos regalaron unas florecitas muy chulas. Alo emocionado con el detalle, decidió colocar su florecita en el hueco entre el cuadro de mandos y la cúpula. Quedaba chulo.
Bueno, pues carretera y manta. Dirección Guarda.
A mitad de camino, en Seia, habíamos quedado con un amigo de Alo, que vive en Galicia y que yo ya había conocido años atrás en Pingüinos, que iba a estar un par de etapas con nosotros.
Jou, fue muy bien recibido y después de rica comida pusimos las motos en marcha y ya, lo s cuatro, destino Guarda.
La carretea hasta entonces no había dado mucho de sí, mucha travesía y un tanto peligrosa.
Pero una vez llegamos a Manteigas, pudimos disfrutar de verdad de las carreteras de la Sierra da Estrela.
Uff, que carrtera, menudos tramos!!!
Yo andaba ya un poco tenso por que no había encontrado un tramo bueno , bueno...
Así que dije, esta es la mía. Empecé a roscar y a disfrutar. Carretera ancha, mucha visibilidad, asfalto perfecto y curvas amplias y rápida...
Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!
Que bueno!!!!
;-)
Después de unos kilómetros de placer, la carretera se deaviaba a otra más chiquitita y más de montaña, pero el asfalto era mejor. Las curvas más cerradas y con menos visibildad, pero se enlazaban de ensueño. Jou, ve que ando dubitativo y me lija...
Pienso...
No me va a aguantar ni tres curvas.
Pero el tío con su muebleuve no va nada mal. Cierto es que abre gas fuerte, pero frena pronto, así que, hachazo le va a caer.
Lo estudio dos o tres curvas y tras una ínfima recta, le paso y empiezo a tirar fuerte, apoyando de alante y abriendo gas con fuerta e inclinado.
La moto una delicia.
Va de cine, suave y con un feedback brutal en tracción...
Así hasta coronar el puerto. Qué deliciaaaaaaaaaa!!!!!!!!!
Ya hasta Guarda más tranquilitos.
Guarda es un pueblecito en la monataña, coronado por un irrisorio castillo, pero con un iglesia preciosa y espectacular.
Estaba ya anocheciendo y nos quedaba una tirada hasta Aveiro, así que la vuelta por autopista. Ritmo "alegre", por una autopista preciosa, llena de curvas amplias.
Al llegar a Aveiro, nueva búsqueda de hotel y gracias a Carlos, a su simpatía, a sus buenos haceres y a su buen gusto con las recepcionistas, encontramos un hotel supercómodo.
A Alo, la Trucati empezada a hacerle extraños...
Se la recalienta y no le salta el electro. Estas italianas...
Ya se sabe.
La recepcionista, encantadora y riquísima con su carita llena de pecas, nos recomenda un retaurante justo cerquita del hotel, donde dan pescado fresco a buen precio.
Restaurante O Batel. Muy meritorio.
Después de la cenita unas copillas, y tiempo suficiente para comprobar que el mito de las bigotudas portugesas es más mentira que yo que sé.
Están toas mu weeenas!!!!


ETAPA 4 - Aveiro - Porto - 180km


Al día siguiente decicmos conocer la "Venecia" Portuguesa, que como llaman a Aveiro. Pero menudo chasco. Cierto es que hay un par de canales y unas casitas de percadores muy monas, pero se reduce a un sóla calle.
Muy triste, y un tanto decepcionante.
Los problemas de Alo con la Trucati seguían y la moto no refrigeraba...
Nos detenemos para investigar porqué, y jou, muy cuco él se da cuenta que hay algo que obstruye al electro, y que no le deja moverse.
Tras un rato de hurgar, se da cuenta que es la florecita que días atrás le habían regalado a Alo y que había puesto con tanta ilusión en su cúpula...
;-)
Total que para hacer unos kilómetros, en vez de tirar rectos a Porto, decidimos ir por la Rivera del Vouga.
Qué delicia!!!
Carreterita serpenteante al margen del río, entre árboles y curvitas suaves.
Buff, de ensueño. Serpentear suave entre curva y curva...
Después medio perdidos tratando de alcanzar la rivera del Douro, nos dimos cuenta que no íbamos a taner tiempo de llegar a Porto con luz y volvimos por la autopista.
La llegada a Porto fue un poco dura, ya que no había forma de encontar hotel y callejar por la ciudad es un auténtico infierno. Las calles empedradas y llenas de baches parecen casi más para motos de cross que para las nuestras!!
Pero bueno, al final lo conseguimos.
Cenita increíble en un restaurate recomedado por el hotel. Restaurante Tripeiro. In-creíble.
Paseo hasta la rivera del Douro y copita en una terracita. Mañana sería otro día. Ya se notaba el cansancio...


ETAPA 5 - Porto - Zamora 350km


Jou se levantó pronto recojió y de vuelta a casa. Obligaciones familiares, que se le va a hacer.
Los demás, pues como siempre, moto y a recorrer la rivera del Douro, para luego desviarnos a Vila Real para pillar la nacional hasta Bragança.
La carretera que va a bordenado la rivera del Douro es una delicia, pero está llena de pueblecitos y es un poco peligrosa. Está todo lleno de viñedos y los acesos a las fincas son muy pelifrosos, porque siemrpe están con arenilla. Así que toca ir con mil ojos y mucho tiento.
Curvas y más curvas.
Curvas y más curvas.
Curvas y más curvas.
Curvas y más curvas.
A éstas alturas empiezo a preguntarme si no va a haber una sola recta el todo el trayecto!!
Pues no.
Una vez ya en Vila Real, la carretera nacinoal nos dió la oportunidad de ganar terreno a base de gas y tramos hiperrápidos con curvas amplísimas, adelantamientos de infarto y ritmo trepidante.
Una vez en Bragança, nos dimos cuenta que estábamos a tiro de piedra de Zamora y yo la verdad, perfería ya dormir en España.
Además tenía a Zamora como ciudad espinita. Ya que nunca había tenido tiempo de parar y me habían comentado que merecía mucho la pena.
Y no mentían. Menudo casco histórico más bonito y más bien conservado.
Ah!!!
Tapeo en el bar los Abuelos. Obligado!!!
Pinchos morunos y los champiñones, agüita...


ETAPA 6 - Zamora - Madrid - 250km.


Poco reseñable. Básicamente un coñazo. Todo recto.
Pero bueno por algún sitio había que volver a casa.


En general una pasada de viaje, con un cierto regusto amargo por no haber podido disfrutar de una vistita intensa de Oporto, peroeso me lo guardo para un finde romántico.
Cuando se pueda, claro!!!!!
Jajajajajja.
;-)




01 septiembre 2007

To all those lonesome Cowboys...

Ya sé que a veces me pongo pesadito con esta música pastelosa y pesada para algunos...
Pero es que a mí me encanta!!!!

Empezaré con dos clasicazos imborrables en la memoria:


Dueling Banjos


Knocking on heaven´s door



Para seguir con unos tíos "mu majos", que también se lo curran un poco:


Dwight Yoakam - A thousand miles from nowhere


Alan Jackson - Chattahoochee


Garth Brooks - Friends in low places



Ahora algo de la última hornada, entre Country, Folk y cantautor...


Ryan Adams - When the stars go blue - Versionada


Band of Horses - Funeral


Gavin Degraw - Charriot


Jason Collet - We all lose one another


Laura Veirs - Where gravity is dead


Michelle Featherstone - Stay


Nicola Sarcevic - Love trap


Reeve Carney - Think of you


Tristan Prettyman - The kiss


The Fray - Over my head


The Weepies - Wold spins madly on


Stephen Fretwell - Darling don´t


Sufjan Stevens - To be alone with you


Y para terminar, unos cásicos de siempre:


Poco - Rose of Cimarron


Creedence Clearwater Revival - Looking out my back door


Roseanne Cash - Seven year ache