26 diciembre 2007

Monasterio de El Escorial

No todo iba a ser roca, no??
Ah, bueno, pero si no salimos del granito!!!
;-)


El Monasterio de El Escorial fue promovido por Felipe II, entre otras razones, para conmemorar su victoria en la batalla de San Quintín, el 10 de agosto de 1557, festividad de San Lorenzo. La batalla de San Quintín marcó el inicio del proceso de planificación que culminó con la colocacón de la primera piedra, el 23 de abril de 1563. La última piedra se puso 21 años después, el 13 de septiembre de 1584.

El Monasterio de El Escorial es una de las más singulares arquitecturas
renacentistas de España y Europa. Situado en San Lorenzo de El Escorial (Comunidad de Madrid), ocupa una superficie de 33.327 m², sobre la ladera meridional del Monte Abantos, a 1.028 m de altitud, en la Sierra de Guadarrama.
Conocido también como Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, Monasterio de San Lorenzo El Real, Monasterio de San Lorenzo de la Victoria o, sencillamente, como El Escorial, fue concebido en la segunda mitad del
siglo XVI por el rey Felipe II y los arquitectos Juan Bautista de Toledo, Juan de Herrera, Juan de Mijares, Gian Battista Castello El Bergamasco y Francisco de Mora como un gran complejo multifuncional, monacal y palaciego, según el paradigma de la Traza Universal, que, implementada por Juan Bautista de Toledo, dio origen al estilo herreriano.
Fue considerado, desde finales del
siglo XVI, la Octava Maravilla del Mundo, tanto por su tamaño y complejidad funcional como por su valor simbólico sobre la historicidad de Madrid y de España. Su arquitectura marcó el paso del plateresco renacentista al clasicismo desornamentado. Obra ingente, de gran monumentalidad, no sólo es un edificio de perfecta traza universal, sino también un enorme receptáculo de las demás artes.
Sus pinturas, esculturas, cantorales, pergaminos, ornamentos litúrgicos y demás objetos suntuarios, sacros y áulicos hacen que El Escorial sea también un museo. Su compleja iconografía e iconología ha merecido las más variadas interpretaciones de historiadores, admiradores y críticos. El Escorial es la cristalización de las ideas y de la voluntad de su creador,
Felipe II, un príncipe renacentista.

Fuente Wikipedia

12 diciembre 2007

Prueba Triumph Speed Triple 05

Hacía muchísimo tiempo que no hablaba sobre motos, y creo que ya toca.
Sobre la Speed Triple ya he publicado fotos, pero nunca llegué a hablar de ella, y como poseedor de un durante dos años, entiendo que algo se puede decir.



Todo empezó un invierno de 2005, cuando cansado de mi CBR600 y sin saber muy bien que moto comprar, me puse a comparar todo tipo de caprichos.
Sabía lo que quería y lo que no.
Quería una moto "gorda", una mil, con mucho par para no tener que ir a 15.000 vueltas todo el rato. Pero no quería una moto con 150 caballos, porque no los iba a aprovechar ni en un tercio.
También que quería una moto carenada, porque el tema del viento me "echaba para atrás"...

Con éstas premisas, y después de revisar toda la oferta del mercado, no encontraba nada que me satisficiese. No quería una italiana, pero tampoco una japo, porque ya me había cansado de la "impersonalidad" de la mía.

Un buen día, un amigo me dijo que si había visto la nueva Speed Triple, que estaba chulísima. A lo que yo le contesté, que una inglesa ni de coña, y menos naked.
El insistió, y me dijo que venían muy bien terminadas y que daba gusto trabajar con ellas (es mecánico), que ya no eran lo de antes.

El caso es que miré las fotos en internet, y me gustó muchísmo, sobre todo la negra. Pero naked...
Me daba perecilla.
Un día de lluvia del mes de marzo, me decidí a pasar por el Servicio Oficial para ver si las tenían. Me dijeron que no, que como a finales de marzo llegarían las primeras unidades.
Esperé casi un mes, y volví para verlas.
Las tenían en una nave, no las habían sacado siquiera a la exposición. Con la luz ténue de una bombilla, las iluminó y allí apareció.
Amarilla, reluciente, pequeñita pero musculosa, desnuda...
No tuve palabras.
Nunca había visto una moto semejante.



Foto cortesía Jesús Ayuso

Así que lo tuve claro. Además no la quería en negro, me había cautivado el amarillo.
Pero eran las primeras unidades y ya estaban vendidas, así que tuve que esperar a la siguiente remesa un mes más tarde.
En fin que para mayo ya pude subirme en ella.

Desde el primer momento te das cuenta que es una moto diferente, pero diferente en todo.
Desde que te subes y tomas sus mandos, sientes una sensación de poder y control brutal.

Es alta de asiento (al menos para mi 1,70), y la parte trasera, sin ser "de competición" te empuja un poco sobre el manillar. No busca una postura deportiva, pero sí siempre te sientes "al ataque".

En cuanto pones tus manos sobre el anchísimo y plano manillar entras en un estado de excitación animal. Parece que eres un Bulldog, con ganas de morder.

Aprietas el embrague y pulsas el botón de arranque...
Suavemente arranca, como si tosiese brevemente, para después aclararse y comienza a emitir un sonido embriagador. Ronco, profundo, rítmico...
Son tres cilindros...
Es la marca de indentidad de Triumph.
No tiene precio, es sencillamente embriagador.
No vibra, va redondo.

Una vez en marcha, en los primeros metros, te das cuenta que tiene una transmisión muy lograda, es muy suave y progesiva. En recuperaciones, desde bajas vueltas, no da tirones en ningún momento, avanza suave y progresivamente. La caja de cambios es suave y poco ruidosa, aunque eso sí, hay que dejarle muy claro cada cambio de marcha. Sólo con el paso de los kilómetros y el destense de la cadena, acusa cierta sensación de fofez, como si se quedase blandito. Pero basta con volver a tensar la cadena y todo vuelve a su sitio. Además la operación de tensado es muy sencilla y en un minuto tienes resuelto el problema.

El embrague, no es hidráulico, pero la maneta tiene regulación en cuatro posiciones, lo que hace que sea muy cómodo ponerlo a tu gusto.

De serie viene con latiguillos metálicos para ambos frenos. Detalle de calidad, que nunca he entendido como lo montan todas las motos para salir de fábrica.

En la parte trasera no tienes ni medio problema, frena excelentemente bien, es contundente y con tacto, una delicia.

Para la parte delantera monta pinzas radiales pero no así bomba radial. En cualquier caso la frenada es brutal. La frase "aquí y ahora" definiría perfectamente el comportamiento del equipo de frenos de la Speed Triple.

Pero encontramos aquí el mal endémico de ésta moto. No sé por qué razón la bomba con el paso de los kilómetros va perdiendo tacto y recorrido, es como si estuviese mal purgada y tuviese alguna burbujilla.
Así que a lo largo del día pasa de funcionar correctamente, a perder cuerpo y casi pillarte los dedos con la maneta.
Un horror.

En cualquier caso nunca pierde efectividad, pero tendrás que tirar muchísimo de la maneta, e ir acostumbrandote a esa pérdida de tacto.
La única solución que yo encontré, fue quitar la tapa del depósito del líquido de frenos y apretar/soltar la maneta hasta que recuperaba cuerpo. No es una operación engorrosa, pero había que hacerla siempre antes de salir a dar un vuelta....
Otra solución es montar una bomba nueva, ya que en el Servicio Oficial no se hacen cargo del tema, argumentando que eso es así y que es algo normal...















Siguiendo con la parte ciclo, la Speed Triple monta monoamortiguador trasero y horquilla invertida en la parte delantera. Ambos regulables en tres vías. Son suspensiones de bastante calidad que absorven las irregularidades del terreno con mucha soltura y con las que te encuentras rápidamente cómodo.

El conjunto ofrece un rigidez extrema ya que unido a un chasis ultra rígido la horquilla cuenta con una tija con tres puntos de anclaje. Esto hace que si pasas por encima de una hormiga, sientas cuando le pillas las patas y cuando la cabeza. Cosa que es fantástica, pero en carreteras con firme en mal estado puede y de echo es, un infierno.
Pero bueno para ese tipo de carreteras ya existen otras motos, así que se le perdona ese defectillo.
;-)
Como iba diciendo, el chasis es un chasis derivado de la Daytona, la que fue la deportiva de Triumph, y aunque modificado, resulta un conjunto muy rígido y que transmite mucha confianza y agilidad a la Speed.

Nunca vas a notar que sufra o que no esté a la altura del motor. Ni siquiera en la última zona del cuenta vueltas, cuando entrega toda su potencia brutal.
En cuanto al motor, sólo se puede hablar bien de él. En una delicia en cuanto a par, entrega de potencia y respuesta.

Declara cerca de 130cv, y aunque seguro da algunos menos, no se echan en falta. Su respuesta es contundente y lineal, sin tacha, desde muy bajas vueltas. Ofrece un brío y una alegría sin igual.

Todo ello acentuado por un sistema de inyección de primer nivel. La respuesta al acelerador es directa, pero en ningún caso brusca, lo que hace que siempre tengas el control absoluto.

Ofrece muchísimo par, e ir en la zona media del cuenta vueltas es un delicia. En torno a las 7.000 vueltas ya te está ofreciendo casi 100cv, cifra más que suficiente para la mayoría de la gente que coje la moto los fines de semana, y que te catapultará de una curva a otra sin apenas darte cuenta. No tendrás que esperar a que el "cacharro" suba de vueltas y estire, sino que sin darte cuenta estarás ya en la siguiente curva.

Después entre 7.500 y 8.500, presenta un ligero bache, una tierra de nadie, donde pierdes terreno y si quieres ir deprisa de verdad, debes evitar. Una vez superado ese vacío, entra la potencia bruta de verdad, sale toda la mala leche del propulsor y con un cambio de sonido brutal, es como si se fuese a terminar el mundo, entrega todo su potencial.

La aguja sube muy, pero que muy deprisa hasta las 10.500. Es una franja muy estrecha y un tanto comprometida ya que no es fácil circular por una carretera normal en esa zona. En un circuito hará las delicias, pero para la calle...

Hay que ir con ojo.


Foto cortesía Jesús Ayuso


Bueno, pues hasta aquí os he contado "lo que hay" es lo explícito, pero ahora os pasaré a describir "lo que no se ve, pero se siente".

Hay un efecto que se produce con esta moto. Cada día le ves algo, no hay día que bajes al garaje y no te parezca más bonita que el anterior, sensación que se ve reforzada al sacarla a la calle y que la gente se "parta el cuello" cuando tú pasas. Son cosas que no se pueden describir, hay que vivirlas.

Después, es una moto que no te deja indiferente. Te puede provocar una relación amor-odio muy intensa, tanto como las reacciones que produce.

Por sus características, una moto naked, nunca te va a permitir rodar a ritmos endiablados. Al menos durante un largo tramo, así que las carreteras abiertas y las autopistas no son su ámbito de actuación.

Por contra, en los tramos virados, rápidos y plagados de curvas te llevará al éxtasis.

Por su chasis y su reparto de pesos, el centro de gravedad queda algo alto y centrado, como si estuviese debajo de tu pecho. Lo que le confiere un comportamiento espectacular en zonas de curvas. Entra sin dudar y enlaza curvas antes ni de que lo hayas pensado.

Esa sensación se ve acrecentada por lo ancho del manillar y por una dirección cerradísima que la hace muy rabiosa y rápida.

Es como una supermotard en ciertos aspectos, parece un juguete hecho para destrozar al cualquier tipo de moto que se le cruce.


También te puede llegar a despistar al principio, porque si estás acostumbrado a pilotar una superdeportiva, con la que tienes que ir trazando como un tiralíneas, con la Triumph entrarás cortando todas las curvas. Es una moto tan ágil, que te permite trazar casi por donde quieras, no tienes ni que pensar, llegas a la curva y la tiras, no importa por donde entres ni por donde traces, ella pasará sin titubear abriendo caminos antes impensables.

Esta característica maravillosa, se ve empañada por la reacción contraria, de ahí la relación amor-odio que os comentaba. En zonas abiertas y rápidas tiene una acusada tendencia a menearse más de lo normal. Sólo y sólo si la carretera está muy bien asfaltada y sin baches no tenderá a moverse, pero en la mayoría de las situaciones, su dirección comenzará a bailar dando una sensación de pérdida de control.
Es un tema muy normal en las naked, pero en esta moto puede resultar muy estresante, cierto es, que si eres decidido y valiente, y estás seguro de tu trazada, la moto no se saldrá de ella, pero irá meneandose todo el rato.
Si lo que te gusta es de vez en cuando hacer alguna incursión el circuito, la Speed Triple te va a sorprender y a más de alguno con deportivas...


Por todo lo hablado antes, es una moto súper ágil, que entra sin pensar, frena como una bestia, y tiene un motor que te permite abrir gas sin miramientos que nunca te va a jugar una mala pasada. Con un par brutal, tracciona desde muy abajo y encima arriba estira que parece que quiere arrancar el asfalto.
Si a todo esto le sumas unas gomas para circuito, vas a disfrutar como en tu vida.

Sólo tendrás un pero, que en la recta, debido a la nula protección aerodinámica, mucha gente te lijará. Eso sí, solo en la parte final, ya que en las primeras marchas ni te van a oler. Sólo superada la barrera de los 200k/h, notarás que parece que te sujetan con un cable mientras los otros siguen corriendo y corriendo...
Jejejejeje.
Otro tema conflictivo es el del recambio y las piezas del mercado auxiliar, yo me volví loco buscando un amortiguador de dirección que no pude encontrar. Quizás hoy en día ya haya, pero al principio no. Y es que encontrar piezas para una moto exclusiva fuera del Servicio Oficial, no es fácil.

Para los viajes es implanteable llevarte algo más que una mochila ligera, porque no hay sitio material por la ubicación de los escapes. Así que la mejor solución es llevar unos amigos con "coche escoba".
Jajajajaja.

Más detalles...

Un accesorio que se hace casi fundamental y que funciona a las mil maravillas es la pequeña cúpula que se puede montar, te evita un montón de esfuerzos y aunque parezca mentira, te protege bastante del viento.

Va provista bajo el asiento, de un pequeño hueco donde te entran cuatro cosillas y si las aprietas pues te entran hasta unos guantes. Puedes meter un antirrobo tipo de disco, la cartera, unas llaves y hasta unos guantes si te empeñas. Ya sé que no es mucho, pero te resuelve la papeleta.

En cuanto al precio de las revisiones y mantenimiento es básicamente desorbitado. En teoría las revisiones son cada 10.000 km y te atizan como unos 200 euros. Siendo cada 20.000 cuando te hacen ajuste de válvulas, de donde no saldrás sin que te pidan 600 euritos, como poco...

Da que pensar, eh??

A todo ello hay que sumar una rueda trasera cada 5/6.000 kilómetros y una delantera cada 9/10.000. Y evidente mente en una moto como esta no vas a montar ruedas de turismo, sería un crimen!!!

Foto cortesía Jesús Ayuso

En resumen, una delicia de moto, pero para un usuario muy definido. Un tipo cansado de las ultra deportivas que no quiere renunciar a un conjunto divertido con equipo de primer nivel, para hacer salidas de curvas.

10 diciembre 2007

Surfin' Pedriza - Norte de la Tortuga

Como casi todas las mañanas, quedada en Cantoco a la "hora de siempre" y luego allí se decidiría donde.

Quién decía que no se puede surfear sobre el granito pedricero?? Ver para creer!!

Había mal quedado con Javi y Pablo, porque al final se piraron sin mí.

Charleta con Galo y Maria, después reencuentro con Tito y posteriormente, por fin pude concer a Dani y Almu. Que ya llevábamos tiempo tratando de coincidir y pudimos hablar de rocas, fotografía, amigos...

En esto llegaron Rubén y Jose.
Oye que vamos para la Tortuga.
-Que??
-Pero si ahí sólo hay vías fáciles...
No hombre, a la Norte, que tiene ahí unas vías muy chulas que te van a molar.

Bueno, pues me convencieron y como estaba un poco soñoliento y algo cansadete, pues a la norte.
Menuda elección!!
Muy buenas vías con un granito de calidad, típico de orientación norte y un día repleto de éxitos.

Rubén, se apretó su primer 7a y además se llevó un sesión de contraluces inolvidable.
Jose, hizo la vía a por la que venía.
Y yo, pues encalomé un par de vías a vista y me caí en otra encadenando a vista también, después de haber hecho todo lo duro, en un paso tontorrón donde resbalé.
Penita...
Pero muy buenas impresiones.

El día no terminó ahí, ya que como siempre armado de cámara intenté no "dejar ni un día sin foto", jajajajaja, tarea "jarto complicá" y me puse manos a la obra.
Con la orientación que teníamos la cosa andaba un poco chuga...
Había un contraluz fortísimo que me dejaba el primer plano oscuro y el fondo quemado...
Además éramos tres y colgarme andaba complicado.

Así que después de dar mil vueltas, empezamos a flipar con las nubes que andaban formándose. Hacía aire frío, y no hacía más que formar caprichosas nubes de mil siluetas curiosas.

Empecé tirando al alguna nube, para luego darme cuenta que podía "enmarcar" al Rubén con las nubes de fondo.

Fli-passss!!!!

Con medición puntual y midiendo sobre las nubes, realicé un serie de contraluces mientras Rubén se apretaba su primer 7a que flipé.

Rubén triunfó y además se llevó un recuerdo brutal de aquel día.

Aleeeeeee, un abrazoooo!!!!


03 diciembre 2007

Las cosas con calma - Pedriza

Cada día de escalada es un fín en sí mismo y poco importa lo demás, como siempre, lo importante el volver a pillar el feeling.

Pisar, y pisar, y pisar para saber que de allí no se moverá.

Reenfoques de un mismo tema al que ya le hemos dado mil vueltas.
Solemos fijarnos en lo que no tenemos y siempre desear algo más. Eso no es malo, es una motivación intensa.
En escalada tiendes a fijarte en quien está "cerca" tuyo, quien se mueve en tu nivel pero un paso más arriba.
Es el punto donde quieres llegar, pero no te das cuenta que cuando llegues allí, siempre habrá otra persona en quien fijarte.
Ahí reside la magia de este deporte.
No hay límites, sólo existe como límite tu imaginación y tu deseo de superarte.


Este año sigue sin hacer fríooo!!!
Joder, donde están los días nublados??
Ha caído una maldición, o que??


30 noviembre 2007

Paseo por los Lagos de Meranges

De vez en cuando surgen planes distintos, con gente distinta y en sitios diferentes.
No soy muy dado al pateo, pero conocer sitios nuevos y viajar siempre es un aliciente .

De la mano de Inés, surgió la idea de juntar a un grupo de gente muy diversa y pasar un finde en Puigcerdá, todos en una casita rural. Excursión a los Lagos de Meranges, comidita en el Refu y después...
Pues cena y bailoteo hasta las mil.

Todo salió a pedir de boca, hasta el mal entendido generado por la imaginación de Luisa consecuencia de mi repentina tardanza.
Jajajajja.


Moto-Soñadores

Esta mañana me ha llegado un mail de un amigo con el siguiente mensaje:
Algún día?


Aunque sea un anuncio publicitario me ha parecido que está tan bien hecho, que merece la pena destacarlo.

19 noviembre 2007

Hay que "humillarse" - 5ª Buitrera, Pedriza

Esa era la única frase de Pedro al final del día...


Como este Otoño está viniendo algo calentito y el tema plaqueo pedricero parece que de momento se retrasa, la idea era subir a la 5ª Buitrera para probar ciertas cosillas...
Pero al final hicimos parada y fonda en la 4ª.

Un terreno un tanto incierto para la gente de a pié como yo, que no pude sacar mucho partido de la excursión, y para gente como Pedro, que demostrando muy buenas maneras al final del día "humilló" ante desplomes y placas, no sin luchar y luchar hasta la extenuación.

El resto pues apretó y la suerte se repartió de diferente manera, siendo Juanjo el principal valedor del grupo.

Palan siguió con sus problemas de talla, pero esta vez a la inversa. Su lema "si no llegas te estiras" está claramente formulado para las extremidades superiores, ya que por mucho que pataleaba y pataleaba para llegar a los cantos de los pies, no hubo forma. Había que verle colgado de la puta nada, dando coces y sin poder llegar a los cantos para el pié.
Cagüendiez...

Javi, pues lengueteó un poquito y Pablo, voló y voló y a Palan subió. Casi lo cuela por la primera chapa!!!!


14 noviembre 2007

Salinas no falla - Surf en Asturias

Pues otro puente en Asturias...
Esto lleva camino de convertirse en un clásico.

Salinas se muestra incansable a las buenas olas, sencillas y nobles.
Cierto es, que de tamaño la cosa no ha estado muy allá, pero hubo baños el viernes y el domingo que han servido para no parar y seguir aprendiendo.

Guillermo confirma su nueva tabla como un gran cambio y una gran inversión y el "orejas"...
Pues que tiene que pillarse un 4/3, porque con un 3/2 raído, hace un poco fresco ya...
Jajajajajjja.

Hubo tiempo para todo, salir por Gijón, surfear, y sobre todo zampar. El sábado no hubo huevos para echarse al agua por la rasca así que a comer!!!
Pollo al ajillo, rabas, quesu, fabes, chuletón, longaniza, sidra...
Asturias entra por la boca!!!

Pues nada unas fotillos de la sesión del domingo, Guillermo y yo, mano a mano.
;-)


07 noviembre 2007

Días de luz de oro - Castillo de Bayuela y Robledillo

Juanjo y Palan rezando para que dejase de una vez ya de hacer fotos...


Los días despejados del mes de Noviembre suelen ser los más bonitos del año. Se dan una serie de condiciones que favorecen una luminosidad exquisita, brillante, y vibrante.

Cielos despejados, noches frías y un ángulo lo suficientemente bajo del sol, propician unos tonos muy saturados y sombras marcadas y alargadas.
Todo ello acompañado por el tono amarillento del los árboles de hoja caduca hace parecer como si el sol extendiese una lengua que tiñe de oro todo lo que toca.
Sin duda puedo afirmar que es la época del año que más me gusta salir al campo a fotografiar.

Creo que todavía estoy bajo los efectos de los "frenadoles" y del aturdimiento que me produce la congestión nasal.

El caso es que profundamente resfriado, salí a trepar un par de días del puente los Santos. El jueves estuve con Jóse y Pichoncete por Castillo de Bayuela, donde anduvieron probando Morada de Machos, y bueno, no se les dió mal del todo.
Yo, pues torropee un poco y bien, un poco débil.

Ya el sábado quedé con Juanjo y Palan para cambiar un poco de aires y acercarnos por Avila. No teníamos muy claro si Solana, Ulaca o Robledillo.

Al final decidimos ir Robledillo por conocerlo. Hicimos alto en el pueblo para aprovisionarnos y nos hicimos con un inmenso hornazo y un buen cacho de empanada. Con eso teníamos "pa tol" día.

Encontramos la pista y nos dimos un pateíllo hasta el sector principal.
Echamos el día, y la escalada estubo bien. Las vías son bonitas en general, pero no muy reseñables. Por pasar un día tranquilo está bien.
Más información en:
http://calamardebien.blogspot.com/

Yo, con el iris excitadísimo por el color y la luminosidad del día me harté de hacer fotos...



Ya de vuelta, Palan uno de mis gurús musicales me descubrió un grupazo: Bat for Lashes.

Ojito al temón y al vídeo, no tienen desperdicio:


02 noviembre 2007

Fin de fiesta - RACE 4ª Prueba

La verdad es que no sé como empezar.
Ya ha pasado la temporada y ha resultado tan rápido, que pienso si no me ha dado tiempo a saborearla...

Todo empezó en el mes de Abril, con una carrera en la que la idea era salir a ver que pasaba. Después en Junio, quise hacerlo bien, pero se me paró la moto dejándome con la miel en los labios.

La tercera carrera, la de Septiembre, fue espectacular por la intensidad y por las ganas que tenía de sacarme la espinita de la anterior cita. Pero quizás fue todo muy "precipitado" y rodé un poco al límite sin estar plenamente preparado. Tenía que darlo todo fuese como fuese.
Pero ahí me dí cuenta que quizás estaba llegando al final de la progresión. No sé, me estresó mucho y me dejó agotado.




Para ésta última el planteamiento era incierto. Por un lado quería hacerlo bien, y por otro quería no "cagarla" y jugarme una caída. Eran muchos los factores externos.


Por un lado la presencia de mi familia y por otro y volver a hacer una carrera entretenida.
Así como en otras carreras me sentía muy nervioso, aquí tenía cierto alivio. Ya había hecho lo que tenía que hacer y la idea principal era terminar bien y de una pieza.

Como siempre empezó todo muy temprano, ésta vez, más fresquito de lo habitual.
LLegó Alberto, descargamos su moto y ya en breve salió a la pista.
Al volver, me djo que no estaba mal del todo, pero que hacía un frío de la ostia.

Salí yo, sobre las 9.25 y pude constatar que hacía una rasca de huevos. Estaba totalmente agarotado y entumecido. Casi ni podía moverme sobre la moto. Me dediqué a rodar suave y pillar algo de ritmo. No podía arriesgar, la pista estaba fría y nunca había rodado en condiciones así.

Llegamos por la mañana con 4 grados de temperatura, cuando normalmente en verano no bajas de los 20. Así que había que ir con calma.
Se rodó en 57, nada del otro mundo, pero lo justo para saber que yendo sin apretar nada, estaba en tiempos.

Después desayunito como siempre, charleta agradable y distendida con Alberto, y a esperar a la siguiente tanda.

Había venido gente ya, y el tiempo pasó como siempre, muy rápido. En cuanto quise darme cuenta ya estaba encima de la moto otra vez.

Ahora sí, tenía que darlo todo. Pero estaba muy relajado, sabía lo que tenía que hacer y sabía como.

Así que a disfrutar.

Salí y dí un par de vueltas suaves, después empecé a tirar. Cierto es que la gente me pasaba, pero me dí cuenta que ya empezaba a ir por sitios donde no me lijaban tanto. Me enganché a un grupito que iba fuerte y traté de seguirles un rato. Fueron un par de vueltas, y fui analizando dónde eran mejor ellos (en todos los lados, vamos), y dónde podía mejorar yo.
Después se fueron y ya no pude aguantar. Pero seguí en pista, no como otras veces que me salía después de 4 ó 5 vueltas. Decidí terminar el entrenamiento, aunque fuese por ir rodando suave y sin estrés, por disfrutar. Probé a frenar menos y dejar que la moto fuese más rápido por paso por curva. Con el fin de buscar el límite de los neumáticos.
Lo cierto es que no noté nada significativo, aguantan lo que les echen y el límite está más allá. No sé cuanto, pero todavía no llego.

Todo salió a pedir de boca. Rodé en 53, nueva mejor marca mía. Pero lo mejor de todo es que no me había costado esfuerzo. Me había divertido y los tiempos habían salido...

Entre lío de gente y tal, me enteré que me había clasificado para la Challenge. No me lo podía creer!!!!!
Yo???
En serio??

Pero...
No puede ser?...

Pues sí. Era cierto.

Joder, por fín. Hasta ahora había corrido la "repesca" pero hoy, en mi última carrera iba a correr una "carrera de verdad", con una parrilla de 36 pilotos. Buff...
Increíble.

Todo lo relajadito que yo andaba se tornó en un nerviosismo brutal. Mi familia andaba por allí pero yo ya no pude hacerles mucho caso, estaba atacado de verdad, me temblaban hasta los pelos del sobaco. Me hacía caquita...

Además salía a las 14.30, y no a las 15.30, con lo que el tiempo para prepararme mentalmente se redujo. No sabía como afrontar la carrera. En la mixta, tendría posibilidad de luchar y de dar guerra. Pero en la Challenge sabía que todo el mundo rodaba más que yo.

Salía el 30 de 36 y el mero hecho de pensar en pasar la primera curva, me aterraba. Entraría alguno pasado?
Por donde la haría, abierto o cerrado??
Dejaría pasar a gente o cerraría todos los huecos??

Calentadores a tope, no había tiempo que perder.

Mi madre se ofreció para estar en línea de meta como "chica del paraguas", menudo punto!!
Fue un momento increíble e inolvidable. Estaba a pié de pista apoyándome!!!
Que fenómeno de mujer!!


Sé que fue un poco cansado para ella, que tuvo que correr de un lado para otro del circuito pero fue impresionante.

En la vuelta de reconocimiento me dediqué a observar el comportamiento de los que me rodeaban. A la gente se la veía como "más profesional" que en la mixta. Parecía que iban a por algo y que realmente se jugaban algo. Había más tensión...

Yo estaba el 30 en la parrilla de salida, en 8ª fila. Evidentemente, el escenario cambiaba mucho. Yo estaba acostumbrado a salir entre 12 y 15 personas. Ahora, hasta la primera fila había 8 líneas...
Un mundo infinito...

Me relajé. No tenía huevos para salir a muerte como otras veces. Lo cierto es que en parrilla de salida flotaba un poco. No me apretaba el pecho como otras veces, no me costaba respirar...
Estaba como ausente...
La gente empezó a acelerar y a hacer rugir sus motos, yo seguí lo que ellos hacían, pero como sin saber muy bien que estaba pasando.

Sin darme cuenta, la gente salió disparada. Coño!!!
Y yo que estaba haciendo!!


Solté el embrague y con un poco de miedillo aceleré a tope, se me escapaban. La había cagado en la salida. Después me dí cuenta que ni había mirado al semáforo, pero... es que quizás desde donde yo estaba no lo hubiese visto. No sé, me empané.

Estaba rodeado de motos, estaba como dentro de un enjambre a de abejas, todos querían picarme!!!

Sin darme cuenta ya estabamos llegando a la primera curva, mi gran pesadilla. Lo afronté con calma, éramos muchos y no me importaba quizás perder algún puesto. Pero me dí cuenta que los de alante iban raro, era probable que alguno se colase. No quería que me tocase a mí pagar el pato, así que me lo tomé con calma.

Hubo uno que entró coladísimo y se llevó por delante a dos otres. Dejó un hueco tremendo justo por donde yo trazaba y me dije: "esta es la tuya".

Entré con todo, aceleré fuerte y salí justo en medio del grupo, detrás de "los buenos". O eso pensaba yo.

Dí una primera vuelta todos en grupo, estirados, pero sin perder las referencias.

Ya en la segunda vuelta cometí el error de pensar que todos los que estaban delante mío eran mejores que yo. Porque el que me precedía no lo era. Empezó a quedarse descolgado y a ralentizarme.
Mierda...
Intenté pasarlo, en el siete, pero por fuera!!!

Ví la maniobra, y cuando lo tenía ya casi superado pensé que me estaba canteando, que yo no era un Lorenzo cualquiera, y en ese segundo de duda perdí el tiempo justo para pasarlo.
Sabía que podía con él que no me duraría mucho.
En la hípica entré bien, tracé suave y rápido, y saliendo volví a emparejarme. Pero sabiendo que teníamos que afrontar la bajada de Bugatti juntos, corté porque no me parecía el sitio más seguro para pasarle.

Salimos de Bugatti pegados, y en la redonda de derechas de arriba, la penúltima, me abrí para dejar rodar y correr la moto para a la salida pasarle (eso ya lo había ensayado en la anterior carrera y sabía que funcionaba).
Total, que me coloco, acelero y...
Ostias!!!
Si hay un tío por fuera, por la grava, haciendo eses como en motocross y va disparado en sentido hacia la pista.
Menudo hijjoputa, es que ni miró si venía alguien!!!!
Salió disparado y se metió en toda la trazada sin mirar siquiera. El tío que me precedía se asustó, se quedó un poco parado, y yo como un aguililla que había visto toda la juagada de atrás, les pasé a los dos.
Que perro...
Jajajajaja.

Tiré a muerte y frené a final de meta a muerte, los de delante se me habían escapadado definitivamente, pero bueno, lucharía por que no me pillasen los de atrás.

Al poco, el tío que se había salido me pasó. Era un "viejo" conocido, un amiguete hecho en las carreras. Sabía que él corría mucho y mucho mejor que yo, así que me dije, pues síguele.
Pero me duró poco, iba fostiao y como le hubisen robado algo...

Ya tranquilo y a sabiendas que no los iba a pillar me dediqué a rodar difrutando, entrando largo, sin frenar, dejando rodar la moto, sientiéndolo todo...

Pasaba por meta y veía a Guillermo encaramado al muro saludando y agitando los brazos como un poseso. En la siguiente vuelta, me propuse pasar pegao al muro y regalarles una buena lijada.
Salí de la última curva, pillé el peralte y la cuesta abajo y fuí a pegarme, pero...
Ostiás que me paso!!!!!!!!
Se me fué la mano, calculé mal y casi me voy al muro, pero de verdad. No me lo comí de milagro.

Jajajajajajaja.

Rectifiqué sobre la línea blanca ya, y les lijé.
Jajajaja, que buenooooo!!!!

Luego me dí cuenta que mola, porque si te pegas al muro sales mejor colocado para la frenada de fin de meta. Un punto.

En la última vuelta miré para atrás y ví que no venía nadie, así que relajé y rodé disfrutón, disfrutón. Saboreando hasta el último metro del circuito. Me relamía de satisfacción.

Lo había hecho.


Había corrido, y había llevado a cabo uno de mis grandes sueños. Estaba en paz conmigo mismo, es una página más que se cierra. Pero se cierra no para finalizar nada, sino todo lo contrario, ahora abre todo un nuevo libro por escribir.

Recibí mi bandera a cuadros, como lo hice la primera vez, gas a fondo...

Pasé por línea de meta, alcé la vista y os busqué en las gradas.

Allí estábais, animando, animándome. Había cumplido mi gran sueño y no estaba solo. No cabía en mí mismo.

Alcé mi brazo derecho y saludé.

Después alcé los dos e intenté saludar, pero...
Guuuuuaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!
Casi salgo volando!!!!!

Tan rápido como alcé los brazos, tuve que bajarlos. No sé a qué velocidad iría, pero lo suficientemente rápido como para casi salir disparado!!!!
Casi me salgo de la moto, que fuerte!!!!
Que susto.

Bueno, pues después ya sabéis, saludos de los comisarios de pista, y aplausos. Una pasada.

Me paré justo en la recta de detrás de la de meta, para intentar hacer una quemada de rueda.
La cosa quedó un tanto ridícula, ya que no conseguí nada y casi se me va la moto, pero bueno, había que intentarlo.

Jajajajaja.

Después ya, parque cerrado, abrazos y demás...


Cierta soledad.

Finalizar la temporada ha sido como cuando termina un verano. Ha estado increíble, pero sientes que necesitas más, que no quieres que se acabe. Subes la moto al carro, y sabes que va estar en un garaje durante todo el invierno y con ella tus emociones.

Ahora queda mirarla y volver a soñar.
Nuevos retos, nuevos circuitos, nuevas experiencias.

Quién sabe porqué nos gusta montar en moto. Es algo que no se puede cuantificar, por unos instantes flotas en un mundo a mil millas de la realidad cotidiana. Todos tus sentidos son uno y proyectas tus miedos y tus inquietudes fuera de tí, sólo hay un cosa.

Como decía el mítico Steve McQueen en la peli "Las 24 Horas de LeMans":
"Correr es vida, todo lo que ocurre antes o después, es sólo una espera."













Gracias Paz por el reportaje fotográfico, todo un recuerdo.
;-)




29 octubre 2007

Tasting Kontrol

Bueno, pues ya estamos otra vez sobre las rocas...

Se presenta una "nueva temporada", y todo apunta a que va a ser intensa. La gente anda fuerte y motivada.
El domingo, después de estar de bodorrio el día anterior, me levanté temprano para aprovechar el fresquete matinal.

Pero claro, ya imaginaba yo que quedando a tomar un café, la cosa de dilataría. Total, que de las 8.30 que habíamos quedado, llegamos a las 10 al Tranco.

Pateadita hasta Cinco Cestos y una vez allí, demasiado calor. Un precioso día otoñal, pero muy caluroso.
Pocas alternativas para calentar así que me puse los gatos y ataqué un 7a plaquero, plaquero y muy de pisar. Poquito a poco fui progresando, pero caí en el paso clave. Una adherencia de pié derecho, que con el calor que hacía y los gatos recién recauchutados y sin nada de escama, fuí incapaz de clavar.
El resto de la vía preciosa e intensa, de mucha adherencia.

Después probé un 6c al tope, que resolví sin mayor problema. Era incluso más bonito que la vía anterior, pero al final resbalé como un tonto después de pasar el paso clave en un sitio donde no debía caer.
Pero bueno, da igual el caso era empezar a pisar.
Muy bonita.

Después comilona, y risas.

Más tarde, nos acercamos a la zona de la Kontrol. Un viote guapísimo que no pude probar el año pasado y que estaba en la lista de las "asediables".

Estos escalaron una preciosa y estética fisura de V+ y yo aproveché para jugar con la cámara y los contraluces.

Volviendo a la Kontrol, Palan y Arman, esperaron a que le diera la sombra, y ya con las últimas luces intentaron encadenarla. La cosa no se dío muy allá, pero quedó matizada.
Yo aproveché para hacerla un tope y ver qué se contaba, salieron todos los pasos, pero encadenarla será otra cosa...
Preciosa.
Habrá que volver en intentarla más en serio, porque es top10.



26 octubre 2007

Sobre sueños, relaciones y amigos.

Hace ya unas semanas tuve uno de esos sueños de los que cuando despiertas tienes perfecta consciencia, y de los que parecen tan reales que los medio vives.

La historia consistía en que no sé cómo, me iba casar con mi hermanastra. Yo no entendía la jugada porque yo no quería casarme, pero mi padrastro me convencía.
Así que me veo el día de la boda, en la iglesia, con los invitados y yo sin comprender nada. Todo el mundo contento y dándome la enhorabuena. Yo la miraba y decía...
Pero si yo no quiero.

Total que para terminar de convencerme, mi padrastro me echa el brazo por encima del hombro, y me lleva a un sitio donde me va a dar un regalo por la boda.
Me lleva a una sala, donde había invitados sentados ya en las mesas, y abre una especie de cómoda, de donde saca un lote regalo como del carrefour. Consiste en una botella de Sidra y otra como de licor, de esas que vienen como protegidas por una malla y con frutos macerando dentro...
Joder, flipáis con mi careto.
Menudo bajón...
Qué angustia.

No sé cómo pero ya estaba casado.

Con mi "dote" miraba hacia el fondo, donde me esperaba mi amada vestida de blanco y pensaba en todos mis amigos casados que no me habían advertido de lo que ésto suponía.
(Además ella tenía un novio que la quería muchísimo. Porqué nos casábamos...
Lo que son los sueños, eres consciente de ciertas situaciones, pero no puedes actuar sobre ellas).

Yo no quería esto, pero si me separaba tendría que pasarla una pensión de por vida!!
Joder que hijos de puta, porqué me habían dejado casarmeeeee!!!!!!!

Ella estaba sentada al lado de dos mesas metálicas de color verde un tanto oxidadas. Las mesas rodeadas por varias sillas metálicas también y muy roñosas. De esas del tipo de cuando tomábamos Mirindas en nuestra más tierna infancia??

Pues haceros un idea de la escena.

Colgaban entre dos árboles unas cintas de adorno con triangulitos de colores y una bombilla antigua que iluminaba la escena de un amarillo ténue.
Llegué hasta mi esposa y pensé, que bueno, ya que había perdido todo al menos me quedaba el amor. Me acerque, la levanté de la silla, la agrré y la besé.

Uffff, no me estaba molando nada. Ese típico beso que ves que no...
Ufff...

Nos separamos y ella me dijo con todo su amor: "te sabe la boca a mi elixir".
Arrrrrrgh!!! No había seguro en el mundo frase más romántica...

Hundido, me senté sobre una de las sillas de Mirinda, la contemplé y ví pasar mi vida fugazmente delante mío.

A éstas alturas os imagináis que lo siguiente fue despertarme.
Gracias a Dios!

En ese estado semicomatoso, ni despierto, pero tampoco dormido, tuve una especie de revelación a modo de cuento-metáfora sobre una relación pasada.

Todo empieza cuando voy a la cocina y veo un armario precioso, muy coqueto, que seguro está lleno de cacharros. Eso lo intuyo, porque las puertas están entreabiertas y quizás algo combadas.

El armario es precioso, no puedo evitar dejar de mirarlo y me seduce la idea de abrirlo, es como un gran regalo listo para mí.

Inspecciono y husmeo, porque me da miedo el que al abrirlo se me caiga todo todo encima y tenga un disgusto. Pero me reconozco incapaz de evitar la tentación. Es precioso y aunque sepa que me puede hacer daño, lo abro.

Por unos instantes quedo maravillado con su belleza y me digo a mí mismo. Ves, no era para tanto.

Ensimismado, y antes que pudiera darme cuenta, sale volando una sartén que me golpea en la cabeza. AY!!

Miro para arriba, y pienso, solo era una sartencita de nada. Derrepente, sale volando una cacerola. Y me golpea en "toalacabeza". OY!!

Ya un poco mosqueado, y más alerta pensando que quizás no era ésto lo que esperaba, sigo contemplando su belleza, porque no puedo retirar mis ojos del armario.

Instantes depués se desprende una paellera enorme, que resbala, me da en toda la cocorota y me deja tambaleando. UY!!

Segundos más tarde oigo un tremendo estruendo, BRRRRROOOOOOUUMMMMMMMM!!!!!!!!!!

Y se me cae el armario entero encima. Uff, que dolor!!

Quedo semi-enterrado bajo una pirámide de utensilios y cacharros de cocina, de tal forma que sólo se me veían las extremidades.
Como puedo, me libero de los cacharros , me incorporo, y con cara de tonto me digo: ahora te toca colocar todo este desaguisado a tí solito.

Poco a poco empiezo a guardar los cacharros uno a uno, y muy bien ordenaditos dentro del armario.

Con la trermenda suerte que un día pasa un amigo, me echa una mano y me deja un regalo: un consejo.

Otro día más tarde, viene una amiga, y me deja otro regalo: otro punto de vista.

Posteriormente otro, y me deja otro regalo: su afinidad.

Y así, poco a poco van pasando los días y al final los cacharros vuelven a estar colocados dentro del armario, para después de todo darme cuenta de una cosa:

Gracias a mis amigos soy más rico que cuando decidí abrir el armario.





Ahora, un poco de música para pensar y disfrutar.
Hay pocas canciones que reflejen tanto la realidad de la vida como ésta. Es como la vida misma, con su ritmo constante y machacón, con sus altos y sus bajos...

Simplemente maravillosa.




Nota: El video no tiene nada que ver con la música, mejor leed la letra.

Lindsay was my first love she was in my class

I would have loved to take her out but I was too shy to ask

The fullness of my feeling was never made clear

but I send her my love with a bang on the ear

Nora was my girl when I first was in a group

I can still see her to this day, stirring chicken soup

Now she's living in Australia working for an auctioneer

but I send her my love with a bang on the ear

Deborah broke my heart and I the willing fool

I fell for her one summer on the road to Liverpool

I thought it was forever but it was over in a year (oh dear)

but I give her my love with a bang on the ear

The home I made with Bella became a house of pain

we weathered it together bound by a ball and chain

Is started up in Fife, and ended up in tears (oh dear)

but I send her my love with a bang on the ear

Krista was a rover from Canada she hailed

we crossed swords in San Francisco we both lived to tell the tale

I dont know now where she is oh but if I had her here

I'd give her my love with a bang on the ear

So my woman of the hearthfire, harbour of my soul

I watch you lightly sleeping and sense the dream that does unfold (like gold)

You to me are treasure, you to me are dear

so I'll give you my love with a bang on the ear

19 octubre 2007

Proyectos fotográficos

Como muchos sabéis, este invierno me he apuntado a EFTI y ando haciendo un curso de fotografía.
La idea surgió gracias a determinadas personas, que me han dado ánimo y motivación suficientes y a las que se lo agradezco profundamente, porque ando encantado.

Por ese motivo me he animado también a crear dos blogs nuevos. Son un formato diferente al de blogger, es algo más enfocado hacia la imagen y menos a la narrativa.

El primero trata sobre los trabajos de la escuela y lo que voy aprendiendo allí:
http://manuprats.aminus3.com/

Y luego he creado otro, dedicado única y exclusivamente a la Pedriza y a la gente que plaqueamos y nos partimos el lomo por allí. El formato te permite insertar una foto por día, así que estoy empezando por la más antigua en el tiempo, hasta las de hoy en día. La mayoría de las que hay colgadas por el momento, ya las conocéis. A medida que vaya metiendo fotos, irán siendo las más actuales.
http://pedrizayalgomas.aminus3.com/

16 octubre 2007

Donde están "les oles"...

Pues menudo añito llevabamos...
Después de un verano malo, malo, sin una sola ola, había unas ganas y un mono de surfear increíble.
Pero porfín, después de una escapada a Zarauz en septiembre, con una incursión surfera en Hossegor y dos findes seguidos en octubre en Asturias, la cosa se ha arreglado.

Teniendo como playa referencia Salinas y sus olas pefectas para nuestro nivel, hicimos una primera toma de contacto Guillermo y yo.
Tres días non-stop con olas cojonudas y un tiempo bueno en general, pero con algo de niebla, que en el caso del sábado nos jodió un poco el día.

Ahora ya sí se puede decir que "surfeo las olas"!!!
Hasta ahora la cosa era un poco dudosa. Dependiendo del día, pues iba unos días mal y otros menos mal...
Pero con las lecciones de este verano, la cosa ha cambiado. Hago el take-off cojonudo, y luego ya no ando semiagachado y arrado a la tabla. Ya porfín soy capaz de ir depié sin tres puntos de referencia.
También fuí capaz de surfear mi primera a derechas, que no sé porqué era incapaz.
Mola!!!

En Zarauz hubo risas mil. Guillermo, Jaime, Alvarito y yo. Más una despedida de soltera en la casa rural...
Jejejeje...
Eso pensábamos nosotros, pero la realidad era que eran una especie de opusinas que no hacían más que cantar canciones tipo reunión espirutal. Vaya malrollito.
Pero bueno, buenas comilonas no faltaron y tampoco una visita a casa de Jose.
Sí coño, como dice alvarito hay que ir a ver a su amigo Jose. Jose Gor. Jajajajaja. (Hossegor).
La ola más cabrona y famosa de toda europa. Rompe casi en la orilla y es muy grande y potente. Y tiempo me dió de comprobarlo. Me pegué tremendo ostión desde lo alto del labio que se oyó hasta en la playa...

Ya en octubre y con la lección medio clara nos fuimos Guillermo y yo. Tres días sin parar y sin parar de comer. Esta vez nada de salir, sólo surf y buenas viandas. Ah, bueno...
Excepto por el sábado noche, que nos bajamos unas cuantas botellas de sidra de tapeo por Gijón. Eso sí sin cacharros luego, eh??
;-)

Y por último éste puente del Pilar en el que me subido yo para Asturias para hacerme otro maratón de "oles". Tiempo increíbley un mar un poco descafeinado. Había oles, pero no empujaban mucho. Así que a remar tocaba, mucho esfuerzo y poca recompensa. Es lo que tiene este deporte, que para pillar un día bueno...

También quedé con Anina y Alex, y Hector y Yaiza. Estuvimos de farra el sábado en casa de Alex y luego por Luanco. Risas en general.

El domingo ya de vuelta, para no pillar mucho coche me fuí por el interior, por Teverga, el puerto de la Ventana y la zona del embalse de Luna donde me dió tiempo a sacar unas fotos preciosas.

Ya hasta noviembre, nada de oles, pero volveremos!!!



27 septiembre 2007

Mi lada me domina - Pedriza

Bueno, ya tocaba...
Hace unos días había encadenado Juanjo, y como era de esperar era hora de que Palan termianse de cerrar un capítulo abierto hace tiempo.

Tampoco quedaban muchos días, porque debido a la orientación de la fisura, no iba a ser posible hacerla durante el invierno. Frío y humedad la iban a dejar casi imposible de escalar.
Había que aprovechar éstos primeros días frescos del otoño.
Como preámbulo de la temporada pedricera que se avecina, Mi lada, ha caído.

Como siempre, nos juntamos después de comer, Juanjo, Palan y yo, subimos hasta allí. Calorcito y buena sudada durante el cuestarral, pero luego, una vez arriba, la brisita fresca casi nos deja tiesos!!

Un día increíble de otoño, despejado, con la atmósfera cristalina y una luz de atardecer muy cálida. Un buen aderezo, de no ser porque la vía está a la sombra y las tomas son a contraluz...

Un primer pegue para calentar y terminar de aclarar algún movimiento, después ya casi ocultándose el sol, y haciendo honor al mítico pegue de última hora, Palan se merienda esa fisura desplomadísima y algo expuesta debido a la complejidad de emplazar los cacharros.


Grado??

Eso es tema de los encadenadores...
Enhorabuena!!!




20 septiembre 2007

Joder que fuerte...

Esto es buenísismo, pero...
Que caña!!




...

13 septiembre 2007

Euforia - RACE 3ª Prueba

Este año, parece que la temporada se partía en dos. Por una lado la primera mitad con las dos carreras antes del verano, y la segunda mitad ahora, con las dos últimas carreras.

Tenía muchísimas ganas de que llegase la hora de la carrera por muchísmas razones. En primer lugar, porque después de que se parase la moto antes de terminar la 1ª vuelta de la carrera anterior, necesitaba saber si sería capaz de aguantar el ritmo.

En segundo, porque tenía ganas de comprobar las buenísimas sensaciones que saqué después de rodar en el mes Julio en Albacete y después de haber tenido tiempo útil para sacar conclusiones tanto de trazadas, frenadas, tacto de los neumáticos, formas de abrir gas, y sobre todo ritmo y capacidad de acople.

Tercero porque andaba preocupado por el tema eléctrico que hizo que se parase la moto, y que no tenía ni idea de dónde podía venir. Para Albacete condené el sensor de la pata de cabra, que se perfilaba como el más claro de los motivos. Pero aún así, se paró un par de veces, eso sí volviendo a arrancar inmediatamente. Así que para esta carrera estaba mosca, aún así me aseguré y dejé la instalación eléctrica muy bien atadita para que no sufriese ni vibraciones, ni se desplazase por la velocidad o el viento.

Con estas, me planté el viernes en el circuito para pasar las verificaciones, que tan me habían traído de cabeza con anterioridad, y ésta vez no hubo problema. Podía dormir tranquilo, ya estaba todo en orden.

Por temas de curro Alberto, no podría venir a la carrera. Alfonso, se fracturó unos huesos de la mano en verano,y tampoco podría correr...

Me quedaba solo ante el peligro...
Me aterraba la idea.

Lo cierto es que uno de los motivos, quizás el más fuerte, por el que me animé a correr es porque no lo hacía solo. Así que mi motivación para esta carrera era incierta, me faltaba respaldo. Y eso minaba mi autoconfianza y hacía mi planteamiento distinto, no tenía referencias.

Llego temprano como siempre, me gusta tener tiempo para echar un vistazo a los boxes, a la gente, y sobre todo a la pista. Me subo a lo más alto de la grada del siete y visualizo toda la parte de abajo del circuito. Me gusta, me diverte y sé que se puede hacer mucho mejor y mucho más deprisa.

Al rato llega Francesc, y me pregunta que, qué tal ando. Le comento que nervioso, pero con ganas.

También andan por allí los chicos con los que comparto box, son muy majetes, pero a primera hora todo el mundo está muy pendiente de sus cosas. Todos estamos a lo nuestro.

Con todo bajo control y sin nadie con quien comentar la jugada, me dedico a ver los entrenamientos de los pares. Ya rugen las motos y como siempre, cada vez que los veo pasar por el muro, se me encoje el estómago. Pienso menudos locos, que locura!!

Pero sé que en rato voy a estar yo ahí. Me parece increíble verles como locos, para después ser capaz de vivir yo eso desde dentro y no inmutarme, no sentir miedo, ni la sensación de irresponsabilidad que ahora me inunda.

Curioso.

Con tiempo, me pongo el mono, arranco la moto para que vaya calentando y empiezo a dudar. Hoy hay algo que no me convence, no sé que es, pero ando un poco dubitativo. Como si no tuviese claro que hacía ahí.

Me subo a la moto, me retiran el caballete, y salgo.
Las ruedas están como piedras, joder...
Despacito las dos primeras vueltas y poco a poco empiezo a sentir que ya van.

Ando muy despistado y no siento que entre por la trazada ni de coña, freno mal, acelero fatal, no sé ni colocarme en la moto, me resbalo, tiro de freno de atrás un par de veces...

Estoy acojonado...

Tengo la malísima sensación de llevar la moto única y exclusivamente de manillar, lo que me hace sentir que fuerzo la dirección y que llevo la moto forzada, como a contracurva. El cuerpo no acompaña, solo voy de brazos.

Subiendo Pegaso, noto una inseguridad brutal, ya que voy remando de brazos y la dirección no sólo se mueve, sino que la obligo, y a parte de levantar la rueda, la llevo girada.

No me gusta nada, cagadito que voy...

En este estado decido agotar la tanda, con el fin de rodar lo máximo posible, pero sé que voy como el culo.
Al terminar me pregunta Francesc cómo me ha ido, y le digo que como un perro. Que he ido fatal, y él me dice que me ha visto, y que he ido cagado.
Tiene toda la razón del mundo.

Interiormente, me digo a mí mismo, pero qué malo eres, seguro que no has bajado de los dos minutos. Lo cierto es que no daba un duro por mis tiempos, pero tremenda sorpresa me llevé!!!

Pilotando como un perro, había bajado dos segundos mis tiempos de la carrera anterior, había rodado en 56.
Como??

No podía ser, qué curioso.

Lo comenté con Francesc, y él me dijo que haber rodado en Albacete me había resultado muy beneficioso. Que es muy, muy bueno variar de circuito ya que eso te hace crecer técnicamente. Y razón no le falta.

Poco a poco voy aprendiendo cosas y dándome cuenta de otras. Es un trabajo de interiorización, de preguntas y respuestas, siempre buscando llegar un poco más allá. Imagino que como en todos los deportes, ya que con la escalada pasa algo similar.

Con tiempo ya, hablé con Santi, un pavo muy majete que pilota muy bien y con el que comparto box, sobre el tema de ir de brazos. Me dijo que eso es un error y que puede ser peligroso. Puede ser peligroso, porque fuerzas la dirección y no dejas que la moto entre ni corra. Cargas peso donde no debes y puedes llegar a perder la rueda delantera.

Me explicó que no es fácil, que nos pasa a todos, y que cuando él va así, juega a relajar los brazos y "mover los codos" de tal forma que vea que no va apretando.

Con esa premisa salí a los segundos entrenamientos, por ahí ya habían venido Guillermo e Inma.

Salí más confiado, había montado goma trasera nueva, ya que la otra andaba un poco zurrada. Despacito fuí calentando y encontrando el sitio. No había nadie con un ritmo similar al mío para engancharme, putada...

Dí unas cuantas vueltas buenas, y cuando todo el mundo empezaba a lijarme salvajemente, decidí que ya había hecho lo que tenía que hacer y me salí.

Volví a rodar en 56, pero esta vez sin miedo y con conocimiento de causa. Todo estaba bien y yo estaba bien. Mi cabeza sabía que estaba ahí, y mi cuerpo acompañaba. Llevaba la moto con el cuerpo, no con manitas de cerdo.

Según me bajé de la moto, fuí a hablar con Santi y le dije que sus consejos me habían venido de cine, estaba muy confiado.

Después ya empezó a venir la gente, y al final nos juntamos unos cuantos, Javi, Lolita, Bego, Iñigo, Carlos, Alvarito, Javi, Juan...

Al final volvía a salir en la carrera mixta, cosa que me imaginaba, y que también me tranquilizaba. Sabía que rodaría con gente de mi nivel y que tendría posibilidades de mejorar, al poder "engancharme" a alguien más rápido que yo.

Un ratito antes corrieron los chicos de la Challenge y estuvo la carrera muy divertida y bonita. La vimos desde la grada del 7. Después al terminar, fui a felicitar a Jorge, porque había hecho una muy buena carrera y había conseguido salir indemne de los ataques marrulleros que le hicieron constantemente.

Después me dijo que si quería que me dejaba sus calentadores para mi carrera, que ya no lo iba a usar. Flipé, que pavo más majo. Así que se los enfundé a la moto, porque sabía que no tenía mucho tiempo. Deben estar puestos, unos 40 minutos antes de la carrera, y yo tenía media hora escasa, pero había que intentarlo!!!

Salir con ruedas calientes iba a ser una experiencia nueva, y sabía que tenía que aprovecharla.

Me puse mono, guantes y casco, y ya en la moto me encaminé a la vuelta de reconocimiento. Ahí ya pude constatar que las ruedas iban de puta madre, así que salí fuerte para que terminasen de pillar temperatura.
Formación.
Estaba el 7º de 10.
Bueno, no era el último...
Bego me sostiene la paraguas en la salida, cosa que no sabe cuánto le agradezco, porque en esos instantes, es una ayuda impagable.

Salida de la vuelta de calentamiento, entreno la salida y todo ok.

En parrilla ya, una vez más trato de relajarme. Respiro profundo, pero esta vez me resulta más difícil. Ando muuuucho más nervioso que las otras veces.

Sé que tengo que hacerlo bien y quiero hacerlo bien, lo necesito. Debo sacarme la espinita de la pasada carrera.

Semáforo rojo...
Empiezo a acelerar...
Se apaga...
Empiezo a soltar el embrague, acelero fuerte, y salgo disparado!!!!
Los dos tíos de la fila de alante se quedan absolutamente clavados y...

Por una milimillonésima de segundo me hacen dudar, no tengo sitio, sólo quepo entre medias. Como uno salga y haga un mal movimiento, me lo llevo por delante, pero ya no puedo parar. Así que los arraso.

Salgo y me coloco tercero!!!!
Empiezo a flipar...
Al final de recta, me coloco a la izquierda para pillar buena trazada, pero idiota de mí, se me cuelan dos. Joder, has dejado la puerta abierta coño!!!
Eso no se hace, joder!!!
5º ya, salgo detrás de ellos.
Van fuerte, pero parece que los voy aguantando.
En la parte de arriba, veo que se me empiezan a ir, y que no voy a ser capaz de seguir su ritmo, así que resignado, sigo yo con el mío.

En la segunda vuelta, a la entrada de la Hípica, se me cuela otro tío.
6º ya.
Nooo joder, no eres tan malo.
Decido seguirle y veo este no se me escapa, jejejejeje.

Me tiré 3 o cuatro vueltas detrás de él rodando a un ritmo infernal y superconcentrado. Es increíble el nivel de estres, concentración, adrenalina y yo que se qué, que se descarga y se sufre en esa situación.

El muy capullo no rodaba especialmente rápido, pero se hacía la entrada a la Hípica que te cagas, justo donde yo pinchaba.

Todo lo que recuperaba durante el resto del circuito, él me lo quitaba en la dichosa Hípica.

Así que en la 5ª vuelta intenté acercarme a él para ver si lo pasaba en el "Siete". Pero llegué un tanto justo.

Viendo que no, me coloqué subí la moto un poco más al exterior de la curva, para luego cerrarla y poder acelerar antes, y así intentar pasarle antes de la Rampa Pegaso. Pero no dió tiempo.

Nos emparejamos, pero él llevaba el sitio bueno, así que corté un poco, y a por él en otro sitio.

Traté de pegarme lo más posible, en Hípica me sacó un poco, como siempre. Pero ya en la bajada Bugati, en la salida y en la siguiente curva, lo tenía a tiro.

Me puse muy pegado con el fin de salir a recta de meta y rebasarle allí.

Nos pusimos en paralelo y retrasamos los dos la frenada más de lo "habitiual". Al ver que no me molaba pasarle justo en la apurada de fin de recta, porque me podía pasar y colarme, decidí soltar un poquito antes, pero colocarme de tal forma que ganase paso por curva y capacidad de aceleración justo a la salida.
Le cazé.
;-)

Entre la curva 1 y la dos, le metí la moto y yo llevaba el sitio. Así que a partir de ahí a tirar y a cubrir huecos. Me hice una vuelta de escándalo, en la que después ví que había rodado en 54, otros dos segunditos menos....

Estaba ya muy agotando, tanto física, como mentalmente. Me lo estaba pasando en grande, pero iba ya justito. Me quedaba una vuelta y sabía que éste venía justo detrás. No le podía ver, pero sabía que estaba ahí.

La frase de "sentir el aliento en el cogote", no sabéis lo que significa...

La última vuelta era una guerra de resistencia. Yo cansadete y con la calculadora en la mano, o mejor en la cabeza. Sabía que no iba a poder rodar tan rápido como la anterior vuelta, porque lo había dado todo. Pero también sabía que si bajaba el ritmo, me iban a pasar.

Fuí hasta el fondo y apuré el final de meta. El Siete lo hice un poco colado y le ví por el rabillo del ojo. Estaba, efectivamente, ahí.
Pegaso a fondo, y en la entrada a la Hípica va y me adelanta!!!!
Nooooo!!!
Joder con el trabajo que me había costadoooo!!!!!!!

También veo que viene otro tío detrás, y que casi me mete la moto. Pero va muy por el interior, y yo llevo las de ganar. Tengo más rápida salida de la curva.

Pienso, que quizás tenga una oportunidad de pasarle justo entrando en meta, por rebufo. Así que me tiro como un poseso Bugati para abajo, apuro mazo la frenada, y gano algún metrillo.

Salimos en aceleración, y parece que se me escapa, pero en la siguiente curva, entro fuerte, tiro la moto, y me pego muchísimo.
Le tengo...
Abro fuerte, y...

Joder, antes de tiempo!!!!!!!!!!!
Salgo hacia el exterior de la curva y me subo un poco al piano, enderezo la moto y me doy cuenta que ya no llego, subo una marcha y entro 6º al final, muy cerquita del otro.
Le hubiese podido pasar...

Bueno en cualquier caso carrerón!!!!!!!!

Vuelta de Honor, increíble como siempre, y después llegada al Parque Cerrado.

Tremendo eufórico que me entró que os abracé a todos!!
Y si llega a haber alguien más tb lo hubiese abrazado.

Fue increíble, tan divertido y tan intenso, que exploté como las burbujas de una botella de Champán.

Las tres primeras fotos son de la Rodada de Albacete en Julio.













video









video